Martes , Noviembre 29 2016
Inicio / Economía / Cupo viajero: Cuatro meses de locura en aumento desde la creación del dólar Dicom

Cupo viajero: Cuatro meses de locura en aumento desde la creación del dólar Dicom

En los últimos cuatro meses, el recién creado dólar Dicom ha aumentado 210% y eso ha influido directamente en los planes viajeros, pues el cupo Cencoex que se tramita para poder acceder a las divisas, se calcula en esa nueva tasa, que ya está cerca de igualarse al llamado “dólar negro”.

Para comprar entre 300  y 3.000 dólares, correspondientes al “cupo viajero”, se requiere que el financiamiento en  tarjeta de crédito (TDC) de la persona sea de un saldo superior a Bs. 192 mil o un millón 920 mil bolívares, respectivamente. Sin embargo, la mayoría de las TDC actuales tienen límites  menores a  Bs. 100.000, lo que limita considerablemente la posibilidad de hacer un viaje vacacional.

Las millonarias cantidades se deben a que cada dólar americano se ha tasado en los últimos días, en promedio, en 640 bolívares, así que al multiplicarlo, por ejemplo, por  $300 (monto mínimo anual por persona para pagos en el exterior), suma  Bs. 192 mil. Y al  hacer el cálculo  por el monto máximo ($ 3.000) totalizan muy cerca de 2 millones de bolívares.

La elevada cifra —en un país donde el sueldo mínimo es de Bs. 15.051— se debe al estrepitoso aumento de la tasa, que fue creada hace apenas cuatro meses: de 202 bolívares por dólar pasó 645,09, según el cierre del pasado viernes. Y lo que falta.

Para el 10 de marzo, cuando arrancó el Dicom, viajar a países como Brasil, Argentina o Ecuador (países para los que hay un cupo asignado de $1.500), se requerían  Bs. 303.000. Ahora, se necesitan  Bs. 960.000, una cantidad 47 veces superior a la de principio de año, cuando el Cencoex para “viajeros” era de Bs. 13,8 por dólar, y para cubrir el cupo de $ 1.500 solo se necesitaba una inversión de Bs. 20.700.

De acuerdo con la Memoria y Cuenta del Ministerio de Economía y Finanzas correspondiente al año 2015, las asignaciones liquidadas  por Cencoex  fueron de “$2.117,02 millones para TDC, mientras que $170,06 millones fue efectivo para viaje. La asignación del 2015 representa una disminución de 40% con respecto al monto  en  2014, cuando fueron aprobados $3.833,9 millones”. Y un 55% sobre 2013, cuando fue  $5.113,8 millones.

Según un informe de Aristimuño Herrera & Asociados, en el país existen a mayo pasado 12 millones de tarjetas en circulación,  entre 7 millones de personas, quienes pueden poseer más de un plástico. Distribuidas el 93,78% entre 10 principales bancos, donde se encuentran precisamente Banco de Venezuela, Bicentenario y el Banco del Tesoro, las únicas entidades con las que ahora puede tramitarse el cupo.

Aunque no se especifica cuántas tarjetas manejan estos 3 bancos del Estado en específico,  se cree que sería elevado; porque en abril del 2015, cuando el Gobierno decidió que solo entes públicos tramitarían la solicitud de divisas, especialistas como José Grasso Vecchio aseguraron que unos 5 millones de tarjetahabientes que desearan los dólares debían migrar a la banca pública.

A pesar de que ese éxodo  de banca —en busca de una TDC—  se mantuvo todo el 2015, la situación cambió en  2016. Dos razones predominaron: las tarjetas deben tener más de seis meses activadas para solicitar Cencoex, y la tasa de compra de dólares aumentó consecutivamente.

Este panorama desembocó en que desaparecieran prácticamente las largas colas en los bancos, de quienes solicitaban el cupo “viajero”. Con ello también se redujo “los raspacupos o turismo cambiario”.

El presidente  de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), Roberto León Parilli, ha manifestado preocupación tras el ajuste que se hizo a la tasa de cambio  para  turistas. “El límite promedio de las tarjetas de crédito es de Bs. 50.000 y, al no permitirse, de acuerdo con la última providencia, recargar hasta la fecha de corte, resulta insuficiente para los consumos hechos en el exterior a la tasa citada”.

Las  dificultades para el uso del cupo también ha derivado en la caída de la venta de boletos aéreos hacia el exterior. De acuerdo con datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) “en el primer semestre del 2016, solo enero y febrero mostraron cifras positivas en emisión de pasajes, con alzas de 38% (nacional)  y 16% (internacional), respectivamente, pero entre marzo y junio la caída entre ambos destinos osciló 5% y 26%”.

Con información de: Panorama

Sé el Primero en Votar!

También puedes ver

10 dudas que aclaramos sobre el nuevo aumento del salario mínimo

Paradójicamente, a pesar de que en muchas partes del planeta se reclama por un aumento …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *