Martes , Noviembre 29 2016
Inicio / Economía / Alza progresiva del dólar flotante desmiente al Gobierno y confirma que el ‘paralelo’ sí existe

Alza progresiva del dólar flotante desmiente al Gobierno y confirma que el ‘paralelo’ sí existe

Algo que no se le puede negar al nuevo sistema cambiario Dicom, mejor conocido como ‘dólar flotante‘ es que ha flotado. Desde que fue anunciado el 9 de marzo hasta el pasado martes 21 de junio, el tipo de cambio de referencia para este mecanismo, que sigue siendo el del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), ha aumentado 194%. Su precio se ubicó el viernes 24 de junio en Bs 618,14, tras superar sin timidez una cifra en la que varios analistas pensaron que se detendría, como ocurrió con el sistema predecesor justo antes de llegar a los Bs 200.

Según analistas económicos consultados por El Estímulo, por ahora nada apunta a que el Dicom frenará su marcha. “El gobierno tiene el interés de permitir que se hagan operaciones en un mercado tendiente al paralelo”, dijo el economista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León. Para él, el Banco Central de Venezuela permitirá que esta tasa se siga desplazando, persiguiendo a un dólar negro que personajes como Rafael Ramírez y Nelson Merentes habían prometido pulverizar, y que incluso cuya existencia fue cuestionada por el mismo presidente de la República.

La animadversión del gobierno hacia el paralelo había llegado a tal punto que en octubre de 2015 el BCV demandó a su máximo exponente, la empresa DolarToday, domiciliada en los Estados Unidos, acusándola de distorsionar la política cambiaria y monetaria venezolana a través de la publicación de una “tasa artificial” con el objetivo de “llenar sus bolsillos de ganancias malhabidas”. Los dos procesos contra el portal web fueron descartados en los tribunales.

Apenas cuatro meses después aparece el Dicom, con una actitud más de “si no puedes con el enemigo, únetele”. “Lo que te está diciendo con esto (el gobierno) es que el dólar paralelo no estaba muy lejos de la realidad. El hecho de que el sistema cambiario alternativo del gobierno ya esté por esos niveles le está anunciando al país que no necesariamente los niveles del paralelo eran una locura”, reflexionó el economista y profesor universitario, Luis Oliveros.

Sin embargo, la disparada del Dicom luce como un hecho más bien simbólico si se compara con los efectos reales que ha tenido sobre la economía. De acuerdo con el BCV, en este esquema se transa alrededor de 8% de las operaciones de divisas en los mercados oficiales, lo cual, para los analistas consultados, es una cifra ínfima que no genera beneficios fiscales para la República ni financieros para Pdvsa.

“El gobierno al final lo que tiene es la idea de hacer unir el Dicom con el mercado libre, y tratar de garantizar que se puedan hacer operaciones en ese mercado paralelo. El problema es que no lo van a lograr establemente, porque no tienen dólares suficientes para atender la demanda, ni patrimonial ni de producción”, explicó León.

Según Ecoanalítica, en este esquema se ofrecen alrededor de $2 millones diarios, lo cual resulta insignificante incluso en comparación con el extinto Simadi.

Oliveros considera que las proporciones de divisas que se entregan a través del sistema cambiario, compuesto por dos tipos de cambio oficiales, deberían invertirse. Es decir, se debería destinar una mínima porción de operaciones al mecanismo protegido (Dipro), donde la divisa se asigna a Bs 10 por dólar, y volcar la mayor parte de las transacciones a la tasa flotante. Esto, claro, si realmente se quiere lograr un efecto fiscal, a expensas del empuje que una medida de este tipo pueda darle a la inflación.

“El gobierno entendió que el tipo de cambio se tiene que mover pero todavía no ha dado el salto final”, dijo Oliveros a El Estímulo.

¿Cuál es el límite?

¿Hasta dónde llegará el Dicom? Esa es más una discusión política que económica, producto de las discrepancias que existen entre las distintas posturas que imperan en el gabinete económico. En sus proyecciones, los economistas tampoco coinciden del todo.

Aunque León considera que ambas tasas se acercarán, afirma que no será por mucho tiempo pues la escasa oferta de divisas hace que esta opción sea insostenible.

Para Oliveros, la convergencia solo será posible si el vicepresidente para el área económica, Miguel Pérez Abad, cumple con su palabra y termina de instaurar un sistema parecido al permuta (un paralelo legal), que quedó suspendido en 2010.

“Mientras no haya movimiento por el Dicom la gente va a seguir prefiriendo el paralelo”, sostuvo.

Lo que sí advirtió el economista fue una ligera desaceleración en el alza del dólar flotante, que, a su juicio, podría significar que está cerca de detenerse. Entre marzo y mayo, este tipo de cambio aumentó entre 32% y 40% al mes. No obstante, al cumplirse los 21 días de junio, el alza registrada es de apenas 14,3%.

Sé el Primero en Votar!

También puedes ver

10 dudas que aclaramos sobre el nuevo aumento del salario mínimo

Paradójicamente, a pesar de que en muchas partes del planeta se reclama por un aumento …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *